Blog

Festejos

Agosto

Tengo tiempos favoritos. Me recuerdan personas, momentos, espacios. Los abrigo con un cariño desmedido y logro provocar situaciones que coincidan con ese tiempo del año tan especial.

Papá era disciplinado y hacía planes específicos para agosto, época cargada de energía, la que esperábamos siempre y pintábamos de colores intensos porque nos hacía muy felices. Tal vez tenía que ver con el festejo patronal. Sabíamos que nuestra libertad adquiría otro estatus más allá de la puerta, se apoderaba de la calle y de la plaza de armas gracias a la feria, la víspera de fuegos artificiales, la procesión.

 

INCAS. El inca, el rumiñahui y las pallas durante la fiesta de santa Rosa. Chiquián (Bolognesi, Ancash)

Hoy, por las mismas razones, agosto sigue siendo memorable. Desde la tradición y la costumbre marca su estilo. Es el mes de la madre tierra, a quien se le ofrenda y cariña para agradecerle y pedirle siga siendo generosa. Lo reconocen (las estadísticas lo dicen) como el mes más festivo, es decir, en sus 31 días se realiza la mayor cantidad de festividades en las diferentes regiones del Perú. La santa que tiene más celebraciones a lo largo del territorio nacional es Santa Rosa, y su día central es el 30 de agosto.

Será por eso que Chiquián (Bolognesi, Ancash) hoy viene a mi memoria, el espejito del cielo, como lo nombró Roberto Aldave hace tantos años. La última vez que estuve por allá fue en agosto, durante la fiesta de Santa Rosa, en cuyo homenaje se realiza la “guerra de caramelos”, la disputa de incas y españoles como antesala a la Captura de Atahualpa. No recuerdo exactamente el año, pero aquella vez asistíamos porque el rol de Pizarro o Capitán lo había asumido una mujer. “Nuevos aires”, decíamos y no nos equivocamos.

Las situaciones ahora se suceden solas. Los códigos secretos ya no lo son y basta con evocar lo vivido para darme cuenta de que aún me sorprendo y como mi padre -disciplinadamente- programo mis recuerdos y experiencias justo en este 8vo mes que también es el santo de mi hijo e incluso la fecha de fallecimiento de papá.

CAPITANA. Carmen Ríos fue en aquel año la primera mujer que hacía de Pizarro o Capitana durante la fiesta de Chiquián. Fotos: Martín Alvarado

 

 

Orígenes

Guardianes del Bosque (desde la sabiduría madre)

Guardianes

“Hemos de romper con el paradigma histórico que considera a la Amazonía como una despensa inagotable de los Estados sin tener en cuenta a sus habitantes (…) El reconocimiento y el diálogo serán el mejor camino para transformar las históricas relaciones marcadas por la exclusión y la discriminación”. (Papa Francisco, Puerto Maldonado, 2018)

El Papa Francisco visitó el Perú y se reunió con nativos de diferentes pueblos originarios en la ciudad de Puerto Maldonado (Madre de Dios). Las imágenes del encuentro son más que emotivas. Emotivas no por el trasfondo religioso, sino porque confirmamos que esta era la única oportunidad de visualizar (dentro y fuera del país) a nativos y nativas de etnias que ni siquiera sabemos diferenciarlas, y por lo mismo, reconocerlas.

Creencias

Del cielo caerán, ya vienen

Las herencias suelen ser un gran aprendizaje cuando volvemos a ellas y renovamos nuestras prácticas, esas que nos conectan con un mundo, con un entorno, que nos pertenece y por lo mismo, debe respetarse y tratarse con cariño.

El agua sigue siendo sagrada, escurridiza lluvia que llegas y te anuncia el zorzal, el chihuaco que al final de la tempestad llenará su buche con los gusanos que arroje la tierra. Él es un anunciador nato, como tantos otros – la gente sabe hacia dónde mirar y en qué momento- para divisar el aguacero. Después de una sequía, extrema, la emoción será mayor.

Mezclas

Por donde sale el SOL

RÉPLICA. Devotos llevan sus réplicas a la procesión del Señor de la Soledad

Cómo podríamos resumirnos, si somos mezcla y detalle. Si miramos al sol y este centellea iluminando la montaña, de donde viene el poder telúrico y hace sonar las shacapas, para venerar al representante de ese Crucificado que solo baja del altar cuando arrecia la sequía.

Es el Patrono Jurado de Huaraz y vive en el Barrio de la Soledad. Eligió el lugar cuando era un lodazal y la anciana pastora lo descubrió en medio del charco. Los fieles y el cura se lo llevaron jubilosos, pero él, antojadizo, volvió al pantano, donde milagrosamente levantaron su iglesia. Construcción ubicada a cien metros del antiguo templo de Pumacayan, donde se veneraba al gran Dios Guari de Chavín y al Lucero del Amanecer, o Waraq Koyllur, que era un dios local, según los escritos del artista José Antonio Salazar Mejía.

Huellas

Tres paraderos que dejaron huella

YAMINO. La llegada a esta comunidad Kakataibo en la región Ucayali

Cuando caminas tanto y de pronto, dejas de hacerlo, porque inevitablemente has enfermado; el impulso de volver está dentro tuyo, pero desde luego, la energía de los del otro lado ayuda tanto, que quisieras seguir avanzando con ellos acompañándote a cada instante.

He comprobado en esta etapa del recorrido, que la naturaleza real de Costumbres (mi programa de televisión) había que asumirla sin reparos: somos espíritu, somos más que una imagen espectacular, somos comunicación que “truequea” saberes y los hace suyos, los socializa y los transmite. Como sucede en estos tres paraderos que quedarán para la historia.

Costumbres

Misión Kipi de Sonaly Tuesta se estrena en cines el 21 de marzo 2024

“Un profesor de la sierra del Perú crea una robot en medio de la pandemia, la entrena y humaniza para compartir aprendizajes con niñas y niños de las comunidades que visita”

 

En marzo, el Perú entero será conquistado por la ternura, audacia, carisma y personalidad de “KIPI”, la primera niña robot peruana creada por el profesor Walter Velásquez. Ambos son los protagonistas de la película “MISIÓN KIPI”, una historia real dirigida por la reconocida documentalista Sonaly Tuesta y que llegará a los principales cines a nivel nacional el próximo jueves 21 de marzo.

Dedicado por años a trabajar en ciencia y tecnología, el profesor de zonas rurales Walter Velásquez decide, durante la pandemia, ante la distancia y la falta de conectividad, crear una niña robot utilizando chatarra informática y le pone por nombre KIPI (palabra en quechua que significa paquete o bulto que se lleva en la espalda). Ella se convierte en su asistente y juntos inician una increíble aventura llevando a las niñas y niños de las diferentes comunidades no solo aprendizaje sino también mucha alegría, en la noble misión de motivarlos para que no pierdan sus clases.

“Siempre he querido contar historias, por eso cuando escuché sobre el profesor Walter Velásquez, quedé deslumbrada y más cuando supe que Kipi era una niña robot. Eso marcó el momento y la conexión.  “Misión Kipi” es una historia tierna, porque Walter ha humanizado a Kipi y desde su perspectiva de profesor le va enseñando sobre los saberes y escenarios del pueblo de Colcabamba, lugar donde tiene su laboratorio y se realiza la historia” señala su directora Sonaly Tuesta.

“MISIÓN KIPI” ha sido filmada y producida mediante el principio de reciprocidad, aprendido de las comunidades cuando la directora del film realizaba su programa Costumbres. Eso ha contribuido a crear, con comuneras y comuneros, una relación de respeto y vínculo que ha permitido construir una historia colaborativa, donde ellos participan con sus propias tradiciones y cariño.

“El vínculo con mi comadre Zenobia Mendoza se extiende por más de 15 años. Fue ella quien nos recibió cálidamente en su hogar en Los Nogales y nos introdujo a toda la comunidad. Desde su casa, donde dispone de un altavoz, convocaba a la gente, especialmente a las mujeres, para informarles sobre nuestro nuevo proyecto y solicitar su apoyo para llevarlo a cabo. Además, Zenobia compuso una canción para el cumpleaños de Kipi, mostrando una espontaneidad encantadora al interpretarla ella misma”, recuerda la directora.

El peregrinaje del profesor Walter y Kipi se extiende por varios lugares y en cada uno de ellos han encontrado personas comprometidas que han sido pilares fundamentales para el éxito del rodaje y el desarrollo de la historia, permitiendo que Walter y Kipi interactúen con niñas y niños. El profesor Walter Velásquez demostró paciencia y asumió la responsabilidad pedagógica. Su enfoque en los encuentros con los pequeños refleja su dedicación como educador consolidándose como una figura que inspira confianza y está siempre dispuesto a aprender de los demás, al igual que su creación, Kipi.

Tanto la directora, Sonaly Tuesta, como sus protagonistas el profesor Walter Velásquez y Kipi esperan que el público que acuda a los cines para ver “MISIÓN KIPI” se conecte con la historia y sienta que nuestro país es más diverso de lo que imaginan. Que en territorios como el Vraem también hay historias positivas e inspiradoras como la del profesor Walter Velásquez y Kipi, la niña robot. Que sepan que la educación transforma vidas y que desde la ruralidad también se puede crear innovación.

Una película documental que marcará un referente, “MISIÓN KIPI” es una historia que se robará el corazón de todos, llena de ternura y emotividad. Este 21 de marzo en los principales cines del país.

Sinopsis:

 Durante la pandemia, el maestro rural Walter Velásquez, dedicado por años a la ciencia y tecnología, crea una robot usando chatarra informática y la bautiza con el nombre de Kipi.

La mayoría de los estudiantes de Walter dejó la escuela ante la Covid 19 y regresó a sus comunidades. Sin conectividad ni acceso por tratarse de centros poblados dispersos, Kipi se convierte en la asistenta del profesor y acompaña el peregrinaje educativo de su creador llevando los aprendizajes hacia las casas y comunidades.

Ficha técnica:

Protagonistas:

Walter Velásquez

Kipi

Directora:

Sonaly Tuesta

Productora:

Ayni Producciones

Distribuidora:

Tondero Distribución

Link tráiler:

Close